En el corazón del mundo

Unas el 3 y otras el 4 de marzo, llenas de alegría, llegamos al aeropuerto de Beirut, para la reunión del Consejo Amplio de la Congregación.

Y desde el mar hasta la montaña de Deir el Harf, en donde la comunidad nos acogió, pudimos empezar a admirar este bello país.

Compartir lo que se ha vivido en las diversas Provincias, en las Regiones y en los Sectores, refuerza los lazos entre nosotras. La escucha, la oración, los intercambios, nos dinamizan para la misión:

“Enraizadas en Cristo, con compasión y creatividad, para la vida del mundo”.