En el corazón del mundo

Acompañamiento a Transmigrantes en Tierra Blanca, Veracruz. México.

Diariamente vivimos el desafío de acompañar a transmigrantes[1] sobre todo de América Central. Algunos mexicanos emigrantes y muy ocasionalmente Haitianos, Colombianos, Cubanos y Venezolanos. Vivimos con alegría esta opción de acompañar a hombres, mujeres, niños y niñas que por muy diversas razones tienen que desarraigarse de su país, su familia, su cultura, sus costumbres, su medio ambiente, lanzándose a lo desconocido. Razones que van desde huir de la violencia que los acosa; laposibilidad de vida digna, con trabajo, alimentación, estudio, remuneración justa, descanso; la posibilidad de realizar sueños, de salir adelante y realizar un proyecto de vida, con tranquilidad y alegría.

Sabemos que no estamos solas, conocemos la opción que realizan las hermanas en Montreynaud, St Etienne, Francia; las hermanas de Líbano con desplazados de Siria; las hermanas de la India que atienden a quienes huyen de Sri Lanka; y lo que vivieron las hermanas de Grecia con personas albanesas al dividirse Yugoslavia, o las hermanas de Youtou, Senegal que acompañaron al pueblo desplazado. Sabemos de muchas hermanas de San José que colaboran con hispanos, en la frontera sur de EUA, en Francia acogiendo a personas de Sur Sahara y seguramente muchas otras hermanas y laicos, que tienen su corazón abierto a los migrantes de diferentes épocas y partes del mundo.

En 1998-2003 en México, se inició una experiencia en Nuevo Laredo, Tamaulipas, muy cerca del río Bravo, en la frontera de EUA, atendiendo a migrantes mexicanos, centroamericanos y de otros países; trabajaron en equipo con laicos y sacerdotes, por la sensibilización de la población, por los derechos de los migrantes, la búsqueda de quienes desaparecían en el río o en el camino, se logró construir la Casa de Migrantes Nazareth y generar un círculo de apoyo en la población. En 2008-2009, una hermana, vivió en un Albergue en Lechería, Edo. De México. Pasando ahí parte de la semana, acompañaba a los migrantes y colaboraba con la dirección y con los voluntarios de varias congregaciones religiosas y laicos.

En 2010, la provincia dejó una institución, -la Casa de Ejercicios de Sta. Úrsula- para liberar hermanas; así surgió la presencia en Tierra Blanca, Veracruz dónde ya existía un albergue. Estamos en el sureste de México, en una ciudad paso obligado del tren al que llaman la “Bestia”; todos los días, de todo el año, en el Albergue recibimos y vemos partir hermanos que llegan, a veces heridos, enfermos, mojados, viajando en el techo del tren de carga durante más de 12 horas; familias que dejan su hogar y sus tierras por hambre, por amenazas del crimen organizado, por falta de trabajo.

La frontera sur de México, desde el punto de vista de algunos analistas políticos, parece un queso gruyere, perforada igual por la montaña, que por los ríos, los valles y planicies. Con caminos o sin caminos, con peligros o sin ellos… los hermanos centroamericanos y de otras nacionalidades pasan… a pesar de la acción violenta de la policía, de la armada, de las bandas de todo tipo, pasan. Enfrentan las acciones de nuestro gobierno para frenar la migración, consignas y presiones que recibe del gobierno de EUA. Las políticas de Trump, separando familias, o deportando a todos sin juicio y sin trámites posibles de asilo o refugio, como las políticas europeas que pregonan crear centros de refugio en otros países… son retos y desafíos que nos cuestionan profundamente…

El papa Francisco repite sin cesar el llamado a vivir la misericordia, la humanización, recibiendo, promoviendo, protegiendo e integrando a los migrantes en todo el mundo… nos invita a abrirnos al enriquecimiento de encuentros culturales diferentes; la situación global de la migración es el preludio de cambios muy profundos de la sociedad, de las culturas. Las personas desplazadas, migrantes, transmigrantes, refugiadas, gritan y claman por VIDA, por justicia, equidad, trabajo, educación, protección frente a la violencia, la guerra, la muerte...

Ante todo esto nos preguntamos en la comunidad y enviamos la pregunta en la página web a toda la Congregación:     ¿Cómo Congregación de Hermanas de San José de Lyon, tenemos una palabra, una acción global, un posicionamiento que hacer?, ¿Qué discernimos como llamado de Jesús hoy?

Comunidad de Tierra Blanca, Veracruz.

___________________________________

[1] Transmigrantes, personas que transitan por un país en camino a otro que es su destino final.

 

 

Fotos de migrantes…

 

 

Fotos de niños

 

 

Curación de heridos

 

Hermanas con migrantes                                                                          Plática de Derechos Humanos.